Cómo cuidar gatitos recién nacidos

Si tienes una camada de gatitos en casa, aquí te vamos a enseñas cómo cuidarlos para que crezcan y se conviertan en gatos sanos y felices. Cuidar gatitos recién nacidos es un trabajo divertido:

Los gatitos recién nacidos son absolutamente adorables. También son una tonelada de trabajo. Así que, entre todo el tiempo de acurrucarse y jugar, hay ciertas cosas que querrás tener en cuenta para sacar a estos pequeños granujas de la vida de gatitos y llevar una vida sana y feliz como mascota doméstica.

Al igual que los bebés humanos, los gatitos dependen completamente de sus madres cuando nacen. De hecho, los gatitos recién nacidos tienen los ojos y los conductos auditivos cerrados, son completamente incapaces de regular su propia temperatura corporal y no pueden ni siquiera orinar o defecar sin estimulación externa.

Los gatitos recién nacidos están realmente indefensos en sus primeros días y semanas de vida y una nueva madre felina estará extremadamente ocupada cuidando a sus gatitos las 24 horas del día. En algunos casos, si la madre está ausente, estas responsabilidades recaen en el dueño de la mascota.

La alimentación de los gatitos recién nacidos

Las primeras dos semanas de vida del gatito

Durante este tiempo, los gatitos deben ser amamantados cada una o dos horas de su madre. La leche materna es todo lo que un gatito necesita para sobrevivir durante este tiempo.
Pero si tu gatito está separado de su madre, necesitarás una fuente de leche alternativa: la fórmula para gatitos. Tu veterinario puede ayudarte a elegir el que mejor funcione.

Entre las 3 y 4 semanas de edad de los gatitos

Cuidar gatitos recién nacidos de 3 a 4 semanas de edad. Es entonces cuando puedes empezar a ofrecer comida húmeda para gatitos varias veces al día. Mientras tanto, el gatito puede seguir amamantando de su madre o beber la fuente de la fórmula de un biberón o tazón.

A las 4 semanas de vida del gatito

La mayoría de los gatitos están listos para destetar a sus madres o a la fuente de la fórmula en este momento.

A las 6 Semanas del gatito

Puede empezar a alimentar a los gatitos cuatro veces al día y reducir gradualmente su acceso a la fórmula.

De 6 a 12 Meses del gatito

Los gatitos pueden ser alimentados tres veces al día con acceso a agua fresca y limpia.

Si crees que uno de tus gatitos no está comiendo lo suficiente, intenta separar al gatito de su madre a la hora de comer o entre horas de comer para que puedas complementar su ingesta de alimentos con fórmula.

Lo que tienes que saber sobre el cuidado de los gatitos

Los ojos de un gatito no se abren completamente hasta nueve o catorce días después del nacimiento y sus canales auditivos no se abrirán completamente hasta la tercera semana. Hasta entonces, dependerán mucho de su madre, o de usted como su cuidador humano, para la vista y el oído.

A la hora de cuidar gatitos recién nacidos debes observarlos siempre de cerca, aunque todavía estén bajo el cuidado amoroso de su madre. Busque gatitos que se separan de su madre y hermanos, lloran más que otros o que no parecen estar amamantando tan bien o tan a menudo como sus hermanos.

Estos gatitos fuera de su mamá están en el mayor peligro de hipotermia, hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre) y posiblemente incluso de muerte, y es muy probable que sea necesaria la intervención humana para asegurar su supervivencia. Si va a estar en el trabajo todo el día, considere contratar a alguien para que vigile a los gatitos por cualquier anormalidad.

Asegúrate de ponerte en contacto con tu veterinario lo antes posible si tienes un gatito que muestre alguno de estos signos o si tienes una gata que no puede cuidar de uno o más de sus gatitos.

Puede ser tentador coger un gatito recién nacido y acurrucarlo todo el día, pero debes abstenerte hasta que el gatito sea un poco mayor, añade.

Durante la primera semana de vida, es mejor tratar a los gatitos lo menos posible para que la gata no se moleste. Después de eso, es mejor empezar a socializarlos manejándolos varias veces al día, levantándolos y tocándolos por todas partes, por lo general entre las semanas dos y siete, ya que se considera un momento fundamental en su desarrollo social.

Cuidados en la alimentación de los gatos

Los alimentos comerciales para gatos, vienen con todos los nutrientes y las vitaminas que necesita nuestro gato en medidas proporcionales a las necesidad del animal.
Deben poseer taurina, un elemento indispensable para estos felinos, si es insuficiente en la dieta puede provocarle problemas cardiacos, entre otros.
Las ventajas de los alimentos secos balanceados son:
Practicos: Se puede guardar en un frasco, una bolsa, en la alacena o en cualquier otro lugar de la casa sin necesidad de una heladera.
Durables: Guardados correctamente pueden permanecer meses sin echarse a perder.
Seguros: Podemos estar tranquilos de que nuestro gato no contraera enfermedades como la toxoplasmosis, tuberculosis u otros malestares atraves del alimento.
Comodidad: No debemos cocinar ni limpiar nada luego de que el gato haya comido. Lo único que debemos hacer es medir la ración diaria y servirla en el plato.
Ahorro de tiempo: No perdemos tiempo preparando el alimento, asi como tampoco nos cansaremos. Tampoco necesitamos saber cocinar y si somos personas con poco tiempo se les puede dar una sola vez al día (de hecho están diseñados para esto y es lo mas recomendable).

Clases de comida para gatos

Hay diversos tipos de alimentos dirigidos para determinadas edades o patologías, están formulados diferentemente, con proporciones de los ingredientes distintas.
  • Gatitos: Para menores de 12 meses.
  • Adulto: Para mayores de un año hasta una cierta edad, varia según la empresa, hasta 7,9 o 10 años.
  • Senior: Para los gatos de mas de 7, 9 o 10 años.
  • Problemas urinarios: para todos aquellos que sufren de desequilibrios en el PH de la orina.
  • Obesidad o Diet: Para los que necesitan menos calorías para lograr bajar de peso.
  • Sensibles: Algunos gatos son muy delicados de estomago, para ellos se crearon estas lineas.

Es recomendable cambiarle el gusto del alimento en algunas ocaciones, por ejemplo, si en todo marzo le dimos gusto pescado, en abril podemos darle de carne o pollo, en junio volver al pescado, julio otro sabor, etc…

También es bueno darle esas latitas que venden o comida común como carne picada cocida o un poco de pollo, asi no se acostumbra a comer únicamente alimentos balanceados.

Precauciones al comprar el alimento para gatos

Debemos elegir correctamente la marca y calidad de alimento, si compramos una comida muy barata estaremos haciéndole correr el riesgo a nuestro gato de padecer una obstrucción urinaria producida por cálculos o arenillas. Los cálculos son como unas piedritas que pueden ser muy chiquitas o grandes como una canica, taponan la vejiga (la bolsita donde se acumula la orina) o la uretra (el conducto por donde la orina sale al exterior).

Es doloroso e incomodo para el gato y la única solución sera operarlo, sus síntomas son ir constantemente a la bandeja sanitaria para orinar pero no sale nada o solo unas gotitas, puede haber sangre por el esfuerzo que realiza, algunos maullan por el dolor y la molestia.

El porque producen estos desastres los alimentos balanceados baratos y de mala calidad es porque al ser económicos ahorran en materias primas, ya sea comprando de mala calidad o eliminando ingredientes necesarios. Esto da como resultado un desequilibrio en el PH (acidez) de la orina, lo que produce que se formen estas piedritas llamadas cálculos o arenillas.

No debemos olvidar el agua. Al ser alimentos carentes de líquidos, le darán muchísima sed a nuestro gato, si no le proporcionamos un plato con agua suficiente podría no solo deshidratarse sino también generar problemas urinarios como cistitis, algunos alimentos tienen mucha sal para incitar el consumo de agua y si no toma la cantidad suficiente, podría provocarle un desorden urinario.

Cuida lo que pueda comer tu gato

En muchas ocasiones los felinos de casa salen a la calle o al campo o al patio a dar sus paseos. Es ahí cuando los gatos están predispuestos a ingerir toda clase de lo que ellos consideren alimento.

No importa si usted alimenta bien a su gato, ellos igual por instinto felino, saldrán en busca de su propia comida, ya sea en una bolsa de basura o en alguna madriguera de ratones.

Algunos gatos se alimentan de sobras de comida de la calle, e incluso por puro instinto salvaje cazan aves o se meten a nidos de palomas, también gustan de comer cucarachas y mariposas. Se debe cuidar que ingieran esto, pues le puede traer complicaciones, especialmente si su organismo no está preparado debidamente.

Alimentos Caseros para gatos

El problema de elegir esta opción es que muchas veces no cubrimos las necesidades nutricionales de los gatos, no podemos alimentar a nuestro minino solamente con hígado o solo con atún como hacen algunas personas, esto no aporta las vitaminas y minerales que requiere el animal.

Si queremos proveerle alimento casero, siempre hay que recordar la regla básica… VARIEDAD, no nos olvidemos de esto, incluso podríamos tener un anotador para escribir que alimento le dimos hoy o ayer, para asegurarnos que esta ingiriendo diariamente diversas comidas.

La carne es necesaria para los gatos por la taurina que posee, sin ella podría tener problemas cardíacos, pero no es elemento suficiente, demasiada carne siempre le puede provocar problemas en los huesos por la falta de calcio.

Habra que acostumbrar a nuestro pequeño felino a comer alimentos como pescados, cereales, algunas frutas y verduras, etc…

Las carnes rojas (vaca, cerdo…) y las blancas (pollo) deben ser cocinadas a 70 grados o mas, no deben dejarse partes rosadas que indican zonas crudas o semicrudas. La cocción no es para que sea mas rica sino para eliminar, prevenir y evitar enfermedades como la Toxoplasmosis que se transmiten a través de las carnes crudas. Los pescados siempre sin espinas y los huesos mejor evitarlos.

Es bueno prepararle puré de zapallo cada tanto por la vitamina A. Si nuestro gato come frutas tal es como melon, anana, podemos darle algunas veces. Pure de papas o batatas, tomates (sin semilla!), choclos, etc…

Evitaremos los fritos, usar en exceso aceites, mantecas o margarinas.

Los lácteos como el queso están permitidos pero no debemos pasarnos con la leche porque produce diarreas y en algunos gatos dolores de estomago. Los huevos, el arroz, la polenta, también son platos a no olvidar.

Un dia podemos darle, arroz con pollo y puré de zapallo, otro dia carne picada cocida con hígado, al siguiente daditos de queso con polenta, luego un poco de pate, etc… es cuestion de imaginaciom y creatividad.

No debemos olvidar consultar al veterinario por algunas recetas que nos pueda aconsejar y realizarle una revisión cada tanto por si necesita algún suplemento vitaminico.