Cómo viajar en avión con nuestro gato

Viajar en avión con nuestro gato. Algunas personas necesitan viajar con cierta frecuencia por cuestiones laborales o por otros intereses personales. El problema se presenta cuando hay una mascota en sus vidas y no quieren dejarla al cuidado de nadie por temor a que les ocurra algo. En esta oportunidad nos referimos a los gatos y la posibilidad de viajar con ellos en avión sin que manifiesten signos de desesperación.

Lo primero que debemos hacer si estamos planificando un viaje en avión con nuestro gato es conocer las reglas de la compañía para saber si cumplimos con los requisitos. La mayoría de las empresas nos permitirán viajar con nuestro gato siempre y cuando lo coloquemos en una jaula aprobada a nuestro lado. Esta es la mejor opción antes de pensar en la idea de que viaje junto con el equipaje.

Otro detalle muy importante que debemos tener en cuenta se refiere al temperamento de nuestro gato. Si a lo largo de su vida hemos notado que nuestra mascota ha sufrido algunos episodios de estrés, una buena idea puede ser la de administrar algún tipo de calmante recomendado por un veterinario de confianza.

Cómo viajar en avión con nuestro gato

En el mercado se pueden conseguir varios tipos de medicamentos o ingredientes naturales que calmarán a nuestra mascota de modo que se prepare para el viaje. Dependiendo de la distancia y las horas que debemos estar en el avión, las recomendaciones pueden ir variando. Ante todo la palabra del veterinario es lo más importante en estos casos, para determinar cada uno de los pasos a seguir.

Cómo curar la diabetes en los gatos

como-tratar-la-diabetes-en-los-gatos

En los gatos, la diabetes se produce cuando el páncreas no puede segregar una hormona llamada insulina, para equilibrar los niveles de azúcar en la sangre. La obesidad es un factor de riesgo para la diabetes, y los gato más viejo y más obesos, los más probables en el desarrollo de la diabetes.

Signos de PADECER la diabetes:

Algunos de  los síntomas más comunes de la diabetes en los gatos incluyen una orina excesiva, un aumento del consumo de agua, pérdida de energía, y un aumento del apetito acompañado de pérdida de peso. Si usted piensa que su gato pueda tener diabetes, es mejor llevarlo a un veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados. El tratamiento consiste en un control cuidadoso de la dieta del gato, las pruebas de azúcar en la sangre, y la administración de insula para equilibrar los niveles de azúcar.

Cómo curar la diabetes en los gatos

Para los gatos con diabetes, es muy importante tener cuidado con su dieta. Alimentos especiales para gatos diabéticos están disponibles en el mercado.. Es recomendable que los dueños de los gatos consulten con el veterinario que tipo de comida deben darle a sus gatos.

La comida para gatos con diabetes debe ser un alimento bajo en carbohidratos, Algunos expertos creen que una dieta baja en carbohidratos, dieta alta en proteínas puede ayudar a prevenir la diabetes, también.

Además, muchos expertos recomiendan evitar los alimentos con alto contenido de almidón de maíz, gluten de trigo y arroz. Alimentos secos para gatos contienen demasiados subproductos y sustancias de relleno, además de mucha fibra.